Muesli De Avena Sin Gluten Con Semillas

El muesli de avena sin gluten y semillas es un alimento nutritivo, que aporta energía, es sencillo de preparar en casa, una vez que esta listo lo dejáis en un bote  de cristal y lo vais usando para complementar desayunos y meriendas para toda la familia.

Por ejemplo combina muy bien, con yogures, con batidos de frutas y verduras, con las gachas del desayuno; y así le aportamos un toque crujiente, con los pudding de chía (en vez de poner fruta ponemos muesli).

Las combinaciones para preparar muesli casero son innumerables, como casi todas las recetas, una vez que aprendemos la base principal de los ingredientes, después se trata de darle nuestro toque, con  la elección de aquellos alimentos que nos gustan y mejor nos sientan.

En esta receta de muesli, he usado como base principal los copos de avena, pero también podéis usar los copos de otros cereales, como el trigo sarraceno, aunque es menos común, y cuesta más encontrarlo, suele ser más digestivo para todos. Luego añado diferentes semillas, además de amaranto en grano. Y para que todos los ingredientes secos amalgamen, necesitamos añadir un endulzante líquido, a mi me gusta usar melaza de arroz.

Ingredientes Secos:

  • 250 de copos avena sin gluten, crudos y naturales (o copos de trigo sarraceno)

  • 50 gr de amaranto natural

  • 30 gr de semillas de sésamo blanco

  • 30 gr de semillas de girasol

  • 30 gr de semillas de calabaza

  • 30 gr de coco rallado

  • 1 pizca de canela en polvo

  • 1 pizca de sal marina sin refinar

Ingredientes Líquidos:

  • 2 cucharadas de aceite de coco orgánico no refinado

  • 40 gr de melaza de arroz  sin refinar, sin aditivos

Elaboración de la Receta:

  1. Colocar todos los ingredientes secos en un bol, remover con la ayuda de una cuchara de madera,  para que todos los ingredientes queden bien repartidos.
  2. En otro bol añadir la melaza de arroz y las dos cucharadas de aceite de coco derretido (baño maría), mezclar bien hasta su completa disolución.
  3. Añadir los líquidos a los ingredientes secos y mezclar con la cuchara de madera hasta que esten todos los ingredientes bien integrados.
  4. Forrar una bandeja de horno con papel vegetal, y extender la mezcla sin que sea una capa demasiado gruesa.
  5. Precalentar el horno a 180º y una vez listo metemos la bandeja con el muesli, y horneamos a 160º durante unos 10 minutos, sacar el muesli, y remover con una cuchara, con cuidado de no quemarnos, volver a meter la bandeja en el horno otros 10 minutos más.
  6. Suele cocinarse entre 20, 25 minutos más o menos, dependerá del horno, lo importante es que no se os queme, aunque no quede súper crujiente inicialmente, luego se enfría y solidifica. Si vuestro horno funciona con aire, hornear el muesli a menor temperatura, como a 140º.
  7. Una vez cocinado, lo sacamos del horno y lo retiramos de la bandeja con cuidado, y si es posible, dejar que se enfríe sobre una rejilla, o simplemente sobre la encimera de la cocina con el papel de hornear.
  8. Una vez frío, lo ubicamos en un bote de cristal, y ya queda listo para comer.
  9. Combinad vuestro muesli con aquello que más os guste, creando vuestros deliciosos desayunos y meriendas saludables.

*Nota: Siempre podéis añadir, o quitar ingredientes, ya sabéis, al gusto del consumidor, y siempre pensando en tener una buena digestión, que esa es la cuestión.

¡¡¡Espero que lo disfrutéis!!!

Compártelo en tu red social preferida
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *