Sobre mi…

Mi nombre es Carolina Gutiérrez, he nacido y crecido en Madrid, actualmente resido en la Sierra Madrileña, cerca de la naturaleza. A lo largo de mi vida he ido teniendo diferentes inquietudes profesionales y personales, aunque todas han tenido un denominador común “Estar al servicio de los demás desde el Amor”.

Carolina Gutiérrez de Jardín de Luna

Trabajé como auxiliar de vuelo y también como sobrecargo en España, durante 6 años. Disfruté mucho de esta profesión tan particular, me gusta recordar las experiencias positivas, aquellas que me llenan el corazón de alegría, y además tengo mucho que agradecer a esta experiencia laboral. 

Tras esta experiencia laboral, comencé una búsqueda por una vida más pausada, equilibrada y saludable, aquí empezó mi  interés por la alimentación consciente, la nutrición, y las terapias naturales.

Este camino de auto-realización y crecimiento personal ha ido paralelo con mi pasión por la “Cocina Ecológica” que se ha convertido en el espacio donde me siento alineada con mi propósito en la vida, y me permite desarrollar toda mi creatividad y amor para ponerlo al servicio de los demás.

En el universo todo está conectado, todo ser vivo tiene una razón de ser, nada sucede por casualidad. Creo que siendo buena persona y viviendo la vida de forma consciente se contribuye a vivir en un mundo más justo y amable. Las actitudes humanas de forma individual influyen en el flujo del universo, todos formamos parte del todo. El cambio  por un mundo mejor empieza desde nuestro interior

 

Formación y Experiencia…

En estos años de formación continua quiero hacer mención a la escuela Philippus Thuban a la que debo una parte de mis conocimientos en terapias manuales, Nutrición y Dietoterapía, además de  bonitas experiencias y preciosas amistades.  Le doy las gracias a aquellas personas que confían en mí, aportándome entre otras muchas cosas hermosas, experiencia profesional, que es lo que verdaderamente me ayuda a crecer en este mundo apasionante al que me dedico con todo el amor incondicional de mi corazón.

Realicé formación en Cocina Ecológica en una eco-aldea, en Madrid durante un año, con Menuda Vida, (Vanesa Losada y Fran Winberg). Para mi esta formación de cocina marcó un antes y un después, intensificando mi curiosidad por el mundo ecológico. Cambié poco a poco mi alimentación y mi relación con la comida , sobre todo , despertó una gran curiosidad por la Cocina Natural y Ecológica.

En el camino de seguir descubriendo formas saludables de alimentarme de forma consciente y mejorar mis trastornos funcionales digestivos, encontré el Instituto Macrobiótico de España (Green Yoga), dirigido por Patricia Restrepo, en el cual recibí formación sobre “Cocina Macrobiótica”. Completé esta formación con otros profesionales, entre ellos Miguel Prieto, “Aula la Biotica”. Esta experiencia fue muy enriquecedora y reveladora en lo que a salud se refiere. descubrí la cocina que practicaban nuestros ancestros,  la cocina natural de nuestros antepasados, libre de químicos, en la que  fluían con la energía de las diferentes estaciones del año.

Hago mención a un profesional que me encanta porque vive su pasión por los vegetales de una forma tan bonita, como nunca había visto antes, he tenido la suerte de hacer diferentes cursos y talleres con Prabu Shuk, le admiro profesionalmente y me encanta con la sencillez y naturalidad con la que practica un Cocina Vegana de una forma creativa.

Quiero mencionar a Lorena “dateandavocados”  que ha vuelto a despertar en mi la curiosidad por seguir practicando repostería crudivegana , a las chicas de Nishime Macro, por sus formaciones tan enriquecedoras, etc.

Podría seguir mencionando números profesionales con los que me he ido formando a lo largo de estos años pero no es mi intención, no obstante estoy muy agradecida a todos ellos,  y solo comentar que la mejor preparación profesional se obtiene con la mezcla de conocimientos y la propia experiencia, desempeñando un trabajo hecho con coherencia y con amor día a día.