Verano

La estación estival es una época de abundancia, las flores y las plantas maduran y la madre tierra nos ofrece gran variedad de frutos, con colores vivos llenos de nutrientes para protegernos de las fuerte presencia del sol. El color del verano es el rojo, así que usaremos frutos rojos en nuestras recetas para estar equilibrados.

El Verano esta representado por el elemento fuego, dentro de la ley de los cinco elementos de La Medicina Tradicional China. Su energía se manifiesta en todo su esplendor especialmente  al medio día, cuando el sol está arriba y sus rayos inciden con más fuerza y dinamismo. Las personas con la energía fuerte y activa de “fuego” poseen gran capacidad para crear todos aquellos proyectos  que se propongan, tienen facilidad para transformar todo aquello que se deseen, creando “Belleza” a su alderredor, con una energía joven y divertida.

Es la estación de la luz, nos sentimos enérgicos, felices y contentos, con ganas de relacionarnos con familia y amigos, sentimos ganas de celebrar y de mostrar nuestra belleza al mundo exterior…

En verano el metabolismo se acelera debido el calor, el cuerpo necesita hidratarse a menudo, mientras que nos vamos adaptando al calor poco a poco, podemos ir contrarrestándolo con la practica en la cocina con alimentos frescos y cocciones ligeras para que nuestras digestiones sean suaves, ligeras y de fácil asimilación.

Debemos de reponer la pérdida de minerales de forma regular en la dieta diaria, a través de alimentos que los contengan, tipo: algas, verduras, miso, umeboshi, gomasio, frutas, sal (con mucha moderación).

 

¿Qué podemos comer en Verano?

La madre naturaleza en esta estación nos ofrece alimentos  ligeros y de fácil asimilación, al mismo tiempo que nos aportan frescor:

  • Verduras estacionales variadas:
  • Berenjenas, pimientos, tomates, crucíferas, judias frescas, habas, guisantes, y mucha variedad de hoja verde.

 

  • Cocina diariamente con mucha variedad de cereales integrales:
  • Polenta, o maiz en cualquiera de sus versiones, preferiblemente ecológico y no transgénico.
  • Bulgur o cous-cous si decides comer con gluten.
  • Pasta Udon, pasta integral, en diferentes preparaciones.
  • Arroz de grano largo, o basmati.  El arroz salvaje es una excelente opción, aunque tiene un precio elevado. Un truco para que nos cunda este arroz, es añadir un puñado en las preparaciones de arroces de grano largo, le añadimos color y valor nutricional.
  • Ensaladas de quinoa o tomarla en desayunos con bebidas vegetales fresquitas con toques de jengibre en polvo, vainilla, canela, endulzante natural.
  • “Las Ensaladas son La Estrella Numero 1 del Verano” Crearlas con variedad de cereales y combinándolas con verduras.

 

  • Respecto a las proteínas, que sean con preferencia de origen vegetal, elaborar ricas y nutritivas ensaladas de legumbres. Es ideal usar tofu en esta época, macerado con miso para equilibrarlo, o con tamari, y posteriormente saltearlo. Hacer patés con tofu, setas y con algas. Añadir miso blanco siempre sin pasteurizar, o cremas de semillas y frutos secos. Tomarlo con palitos de verdura (apio, zanahoria, arbolitos de brocoli) . El tempeh (soja fermentada), es una proteína de buena calidad, hacer Woks de tempeh y verduras, aliñar con vinagretas caseras, tamari, limón y hierbas frescas.

 

  • Las legumbres son una excelente proteína vegetal de alta calidad, garbanzos, lentejas, judías, cocinar solo la legumbre con alga kombu, sin presión, aclarar,  y dejar enfriar.  hacer ricas ensaladas con verduras y tomar del tiempo.

 

  • Tomar  gran variedad de frutas de la estación, en zumos, ensaladas, batidos, etc, preferiblemente con el estomago vacío,  y alejadas de las comidas. Una forma equilibrada de contrarrestar el exceso consumo de frutas, y así evitar estar cansados y con poca vitalidad, es macerar la fruta durante media hora con melazas o una pizca de sal, las elaboraciones con agar-agar , compotas, mousse o sorbetes de frutas es otra alternativa muy refrescante.

 

  • Las algas más ligeras, ideales para el verano son:
    • Dulse
    • Wakame
    • Nori
    • Lechuga de Mar
    • Agar-Agar
    • Copos de Nori
  • Añadirlas en los diferentes platos para que refresquen , mantendremos su consumo regular durante todo el verano.

 

  • Experimenta y crea tus platos veraniegos con diferentes salsas y aliños:
    • Usa gran variedad de hierbas aromáticas frescas; albahaca, perejil, cilantro
    • Añade Vinagres de Calidad, (umeboshi, manzana, arroz)
    • Limón como aliño en ensaladas
    • Mostaza, ajo, jengibre
    • Aceites de calidad, especialmente nuestro preciado aceite de oliva virgen extra o “AOVE”
    • Zumo de manzana o concentrado de manzana
    • Y algún toque de salado sin abusar, alcaparras, tamari, miso blanco

 

  • Ejemplo de un aliño para ensalada variada de hoja verde,  también para espaguetis de calabacín, zanahoria, etc:
  1. En un vaso, añadir dos dedos de zumo de manzana, se puede sustituir por kéfir de agua o por agua filtrada
  2. 1 cp de mostaza
  3. 1 cpde miso blanco
  4. 1 cpde tahin
  5. 1 cpde tamari
  6. una pizca de estragón
  7. Mezclar todo hasta que se integre

Utilizaremos preparaciones ligeras, practicaremos una cocina de corta duración:

  • Salteados rápidos, tipo “Woks”, de todo tipo y variados: verduras , cereales, legumbres, proteínas vegetales
  • Acompañaremos con ensaladas frescas de verduras, pickles, germinados
  • Sopas crudas de verduras
  • Sopas cocinadas brevemente y tomar frías
  • Verduras cocinadas al vapor dejándolas enfriar y combinarlas con legumbres y cereales
  • Macerar la verdura, la proteína vegetal, tipo tofu, legumbres
  • Plancha sin aceite
  • Ensaladas prensadas
  • Beber aguas filtradas aromatizadas
  • Kéfir de agua
  • T kombucha

 

  • El consumo de grasas saludables (mono y polinsaturadas) es indispensable en cualquier estación del año, siempre de buena calidad, adecuaremos su consumo dependiendo de nuestra actividad diaria, edad,  y constitución.

Según la Medicina Tradicional China el elemento fuego corresponde a los órganos,  corazón y al intestino delgado, esto significa que debemos cuidarlos especialmente en verano, con hábitos saludables, a lo que respecta a  la alimentación vamos a ver como lo haríamos:

  • Por un lado, el corazón pertenece al sistema cardiovascular, el  alcohol,  las drogas (medicamentos),  grasas saturadas, exceso de sal, exceso de azúcar, estimulantes, tipo chocolate,  café,  y té, le perjudica, estancando su energía y sintiéndonos desequilibrados.
  • Al intestino delgado le perjudica el consumo de harinas, levaduras químicas, horneados, bebidas gaseosas, dulces, chocolates, estimulantes en general.

 

A nivel más sutil, nos beneficia enormemente soltar emociones negativas, emociones de resentimiento, de rabia, etc. Nutrir nuestro corazón con emociones positivas, con acciones llenas de Amor, amándonos de forma incondicional, compartiendo la vida con personas que nos sumen, estar content@s, cantar, bailar, estar conectad@s con nuestro interior. Básicamente se trata de vivir desde el Corazón y controlar a la mente, para  mantener al margen el ruido mental, ya que el intestino delgado esta íntimamente relacionado con el cerebro.

En verano incrementamos nuestras actividades al aire libre, hacemos más ejercicio, y es muy importante compensar con un descanso de calidad a diario sin dejar que el cansancio se vaya acumulando. Es vital mantener una energía vital sin agotamiento. Aunque disfrutamos de días largos,  una buena practica es cenar pronto, ir a dormir con la caída del sol y levantarse con la salida del sol.

Estas son solo recomendaciones, con los años voy experimentando y quedándome con aquello que a mi me da resultado, debes adaptarte a tus necesidades, situación personal etc. Esta adaptación también varia dependiendo del lugar donde vivas.

Compártelo en tu red social preferida
Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Print this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *